viernes, 9 de septiembre de 2011

Los tresmiles fantasmas. Campbieil Sur-suroeste o Pico Lentilla.

El pico Campbieil (3173 m) es uno de los tresmiles más fáciles de alcanzar, señala Robert Ollivier que se podría alcanzar a lomos de un mulo. Su cima extensa es uno de los mejores miradores pirenaicos. Es improbable que el capitán Loupot fuese el primero en alcanzar la cima en su campaña topográfica de 1848, pero se trata de la primera ascensión documentada. Su extremidad Sur presenta una elevación secundaria dominando tres valles: de Cap de Long, de Piau-Engaly y de Campbieil. En ese extremo se unen las crestas de Lentilla y la que sube de la Hourquette de Cap de Long. Recibe el nombre de Pico Lentilla o Campbieil Sur-suroeste. Nosotros leemos en la reciente obra de Pascal Ravier "L'aventure du Néouvielle" que la lentilla (arveja, vicia pyrenaica) es una planta herbacea trepadora parecida a la lenteja que abunda en el valle de Campbieil, vertiente de Gèdre.

La historia de este punto y su consideración como cima de tresmil, parece seguir el curso del Guadiana, tanto aparece como desaparece, sin que exista una explicación muy clara. Igual que el nombre de la cima principal que duda entre Campbieil y Badet. Señalar que al cercano Pico Badet le ocurre lo mismo, alternando su nombre con el Campbieil. Por añadidura, la Commission de Topographie et de Toponymie de la Fédération de Sociétés Pyrénéistes abogaba en 1927 por el uso del nombre de Camp Biélh.

Ya en la "Guide des Pyrénées Centrales. Vol II" de Robert Ollivier se cita esta cumbre Sur del Campbieil sin ninguna altitud. Se cita en la lista de tresmiles de 1975 de Sabino Echeandía aparecida en la revista "Pyrenaica" como Lentilla, 3066m. Es recogida en la 2ª lista de J.M.Feliu de 1978 con el nombre de Lentille y 3156m. No figura en la lista de Jolfre en la "Revue Pyrénéenne" de 1980. Buyse recoge una cima Lentilla ya en su primera lista de 1986 en la revista "Muntanya", aunque le otorga una altitud de 3044m tomada del mapa del IGN francés, ubicandola por tanto en plena arista Lentilla. Continúa apareciendo en la lista publicada en la revista "Pyrénées" en 1988 y en su primer libro en castellano y en francés, ya con el nombre de Campbieil SSW y 3157m.

Campbieil SSW o Lentilla desde cima del Pic de Campbieil (Autor: Jesús Mari Linaza)


Y entonces, sorpresa, en la tercera edición del libro de Buyse ha desaparecido de la lista, según el autor debido a su falta de prominencia respecto a la cima principal del Campbieil. Queda relegada a la lista de cotas restantes con el número 1049. La obra de Miguel Angulo "Pirineos 1000 Ascensiones. Vol III" da por buena esta desaparición en 1996. Miquel Capdevila no está conforme y así lo señala en su libro "Los tresmiles en 30 jornadas" de 1997, donde mantiene la cima. El año 2004 se publica por la editorial Desnivel un libro, obra de Lluís Borràs, cuyo título "Tresmiles de los Pirineos. Guía práctica. 213 cumbres / Fichas técnicas" da a entender que el número de tresmiles de Buyse, 212, ha sido aumentado en uno. Efectivamente, vuelve a aparecer el Campbieil SSW. De aquí viene el número 213 para ennumerar las cimas de tresmil metros en los Pirineos y que ha sorprendido a tantos pirineistas. Luis Alejos en su "Guía de los 3000" lo sigue citando como antecima del Campbieil.

Pic de Campbieil desde Lentilla (Autor: Jesús Mari Linaza)


El 18 de agosto de 2010, Jesús Mari Linaza mide con GPS la prominencia del Campbieil SSW obteniendo un valor de 18 metros, y una altitud de la cima de 3165m.

Consultad la actividad en el siguiente link:
Campbieil SSW o Lentilla.

Datos técnicos:

Campbieil...... 31T x:264527 y:4741943 z:3182m
Collado........ 31T x:264333 y:4741723 z:3147m
Lentilla....... 31T x:264302 y:4741609 z:3165m

La cartografía del IGN francés otorga a este punto una altitud de 3157m.

FTer

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que estais perdiendo el tiempo y fomentando el coleccionismo barato de cumbres que no lo son. Los Pirineos son mucho más que los 3000s y de hecho éstos son una excepción. Los criterios marcados por Juan Buyse y su equipo de intelectuales son erróneos y por tanto el producto final es fallido y fraudulento. Perseguís el sueño de un necio. Soy Koralpen y escribo habitualmente en pirineos3000. Me gusta ascender montañas de verdad. Desde luego el pic de Lentilla cumple los requisitos de Buyse, pero nunca será una montaña.

FTer dijo...

Koralpen.

Gracias por escribir y por exponer tu punto de vista con un matiz digamos... tan contundente.

Desde luego, en este Blog no vamos a censurar ninguna opinión aunque sea contraria a él, siempre que se exprese sin caer en el insulto.

Creo que no entiendes el concepto de "pirineísmo". Desde que se usa el Sistema Métrico Decimal los Pirineos están condicionados por los 3000 metros, igual que los Alpes por los 4000, los Andes por los 6000 o el Himalaya por los 8000. Es así, y nadie tiene la culpa de ello. Cierto que hay dosmiles, y aún miles, en la cordillera que son una maravilla de montañas, nadie de nuestro grupo los desprecia ni los hace de menos, y hemos estado en bastantes de ellos. No te equivoques, los tresmilistas somos además dosmilistas, milistas y lo que haga falta.

Pero hablar de los tresmiles pirenaicos es otra cosa. Es una línea que se puede retrotraer hasta Ramond, es tratar de las cumbres más elevadas. Cumbres, lo que tú llamas "montañas", que a su vez tienen satélites, que a su vez tienen antecimas, que a su vez tienen resaltes, que a su vez tienen agujas... ¿Es necio querer conocer esos lugares, catalogarlos, saber de su existencia? Para un "montañero" de cumbres quizás, quienes nos interesamos además por la historia de las montañas lo tenemos muy claro: todo punto por nimio que sea puede tener su historia, su anecdota... en resumen aquello que humaniza a la montaña.

Buyse tenia sus defectos como todo el mundo, pero no era un necio. No eran necios los componentes del equipo: Robert Ollivier, Luis Alejos, Lorenzo Ortás, Jacques Jolfre, Jean-Victor Parant... Todos ellos pirineistas en su máximo grado. La disolución del equipo no se produjo por los criterios empleados, sino por los desencuentros en los bautizos propuestos por Buyse.

Si calificas de necio a Buyse, extiendes el calificativo a todos los autores de listas de tresmiles: Lorenzo Almarza, Salvador Morales, Juan Mari Feliu, Feliú Izard, Jacques Jolfre, Josep Silva, etc. Todos ellos recogieron en sus listas algun nombre que según tu parecer no se corresponde con una montaña. Y eran, en mayor o menor grado, conscientes de ello. Pero también eran conscientes que esos puntos altos nombrados tenian una historia que merecía ser relatada.

Desde "los cazafantasmas" no incitamos a nadie a alcanzar todos esos puntos altos. Sólo reflejamos aquellas prominencias que Buyse, en base a sus reglas, pasó por alto a la hora de confeccionar su lista. Luego, cada cual es muy libre de subir a donde quiera, como haces tú.

Un saludo.

montagnard dijo...

Gran descubimiento el de este blog. Enhorabuena, FTer & Cia.

Después de haber leído todas las entradas, y ya que la lista de tresmiles es una lista abierta, te animaría a elaborar una NUEVA LISTA en la que se añadieran los nuevos tresmiles que se ha comprobado que cumplen con los requisitos, y se descolgaran los de la lista de Buyse que no lo hacen.

Os iré siguiendo. Un saludo.

FTer dijo...

Gracias montagnard.

Sí, es una buena idea recoger en una entrada la lista modificada. Lo estudiamos.

Un saludo.

Jaume Llanes dijo...

Una magnífica respuesta al primer comentarista, FTer. Evidentemente que hay picos mucho más interesantes y bellos que la mayoría de modestas prominencias de 3000 m, pero estas también tienen su interés. El tresmilismo hasta las últimas consecuencias es una forma de sumergirse más a fondo en las entrañas del Pirineo, de fijarse en lugares que de otro modo no existirían para la mirada y el tacto, y una oportunidad de practicar el noble arte del coleccionismo. Digo noble porque me parece una elevada manifestación de lo humano: se trata del ejercicio pleno de la libertad, nuestro más preciado bien; del placer de crear y ejercer nuestros propios valores sin tener que cumplir imposiciones externas (ya vamos muy sobrados de ellas). Desde esta perspectiva antropológica, quizás sea más noble coleccionar picos intrascendentes que vías difíciles y grandes montañas: ¿no se esconde, en estos retos reconocidos, una renuncia a la libertad, una sumisión del individuo a la vanidad, es decir, a la cantidad de uno mismo que se está dispueto a entregar a los otros para que le aplaudan? En fin, que me parece una gran tarea esta empresa que estáis llevando a cabo los Cazafantasmas, precisamente por su intrascendencia.
El tema Buyse, no obstante, lo veo un poco diferente: su obsesión por la lista "defintiva" me parece un grave error, más que los controvertidos bautizos..., pero estoy de acuerdo en la valoración que haces de todo el equipo congregado por él.
Me parece estupenda la idea de recopilar en una nuesva lista las prominencias que habéis contrastado. Y también hacer un inventario de los tresmiles que han dejado de serlo en las nuevas mediciones. Nadie mejor que vosotros puede hacer ambas tareas.
Un cordial saludo.

Angel dijo...

Interesante labor la que estáis llevando a cabo.
Dejando de lado subjetividades de si este pico si, o este pico no, de si 10 metros ó 20 metros de prominencia. Creo que hay que poner un límite y una vez aceptado, todas las cotas, lomas, tucas, tuquetas, agujas, resaltes, picos, etc, deberían tener su consideración como tresmil si cumple esos condicionantes.
Luego que cada uno haga lo que quiera con ellos, que los ascienda, que los evite, que los salte, allá cada uno.
Yo por mi parte, el día que subí al Campbieil, no dejé de hollar el Pic Lentilla. Y el día que recorrí los picos de Marboré-Cascada, no dejé de hacerles una foto desde la Tuqueta de Marboré, así que cada loco con su tema.
Sin duda, seguiré consultándoos.

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Hola Patxi:
Muy buena tu respuesta a Koralpen.
A mí, aficionado a subir montañas, pero también a la historia o historias de cada una, me gusta mucho vuestro Blog, y la tarea que estais llevando a cabo.
Un fuerte abrazo,