martes, 7 de enero de 2014

Los tresmiles fantasmas. Aguja de Arnales.

"El tiempo va mejorando considerablemente, siendo de ello responsable en parte el fuerte viento que va espantando las nubes. Estoy ya en la cumbre sur o oriental [de los Picos del Infierno] y sigo por la arista que se va empinando a poquitos, hasta que en un momento dado cae vertiginosamente. Allí hay una marcada brecha, en donde puede ser oportuno efectuar un rápel que voy buscando al tiempo que me aproximo hasta el borde del corte. No encuentro ningún anclaje, pero observo que destrepando con cuidado en diagonal, en dirección a la brecha, es posible la bajada y en un suspiro me encuentro en ella."

"Me encaramo por el otro lado mediante unos pasos delicados y allí un poco más alto encuentro un par de clavos que sirven para rapelar en sentido contrario. Prosigo por una zona bastante más fácil y derivo a la izquierda para llegar al punto máximo que aprecio está en aquel lugar."

"Miro la continuación e interpreto que las cotas son más bajas que donde estoy situado. Deduzco que he llegado a la cumbre del pico de Arnales pues la arista sigue bajando. Así que con este convencimiento y tras dejar un trozo de mapa, bajo lentamente hacia el collado de Pondiellos. Según avanzo y una vez llegado al collado de Sarette, la perspectiva me hace que empiece a considerar lo inoportuno quizás de haber descartado tan inmediatamente las otras cotas que me parecían no alcanzaban los tres mil metros."

"Duda sí, duda no. Decido que la mejor manera de acabar con la incertidumbre y tener la seguridad de no haber dejado nada atrás, es volver y ascender esas cotas que por encima del collado empiezan. Así que dicho y hecho, dejo la mochila y empiezo a subir directamente por una entretenida cresta y al poco rato estoy en la cumbre [Arnales Sur]. Como desde allí se alza otra que también está en línea, asciendo hasta ella por la arista cimera [Arnales] enlazando con la bajada que anteriormente había efectuado desde lo que había atribuido como única cumbre, cerrando así en el capítulo del Arnales con toda seguridad."

Extracto del libro "Qué bonito son los Pirineos" de Hipólito Maeso (1949-2004). Madrid, Innominada, 2001. Pags. 26 y 27. Las anotaciones entre corchetes son mías.

Picos del Infierno desde el collado de Saretas(Autor: FTer)

Los antiguos nombres de la Marmolera, Estibiecha y de Salva o Quijada de Pondiellos, parecen haber sido sustituidos por el más moderno y venido del norte, de Picos del Infierno. Ya en 1863 Henry Russell recogía esa denominación. En la primera ascensión a la Punta Occidental en 1867 en compañía del guía Jean-Marie Sarrettes, pasó una noche infernal a los pies del pico; infernal por lo heladora. Pero no hay que despreciar a la tradición judeo-cristiana, pues indicaba Próspero García Gallardo en la revista Peñalara en 1929: "En frente teníamos las paredes del Pico del Infierno formadas por precipicios de rocas blancas y rojas alternando en forma de llamas a lo cual seguramente debe su nombre.". Los Arnales se han llamado también Picos de Pondiellos en la inicial cartografía oficial española (Instituto Geográfico, hoja 145-Sallent en 1936 y 1963); de ella tomó el nombre Javi Malo para su mapa C-7 Circo de Piedrafita-Panticosa de 1972; que a su vez sirvió de inspiración a Feliu Izard para sus primeras listas de tresmiles a partir de 1985.

Teníamos pendiente de comprobar la prominencia de una aguja situada en la cresta oriental de los Picos del Infierno o Quijada de Pondiellos. Cresta que los une al grupo de los Arnales. El relato de Hipólito nos permitía abrigar ciertas esperanzas, pues él había confundido la aguja con la cima del Arnales. Ciertamente la aguja no está representada en ninguna cartografía, ello puede ser debido a la estrechez de la brecha que la separa de la cumbre del Infierno Oriental. La aguja sí es indicada por Luis Alejos y por Miguel Angulo en sus obras respectivas, pero no figura en la lista de cotas restantes de Buyse.

El acceso a su cima parecía, a priori, ser sencillo entrando por el lado de los Arnales. Ello motivó que invitásemos a acompañarnos a Rosa Bosch, periodista del diario La Vanguardia de Barcelona. Rosa nos había realizado una entrevista sobre los tresmiles el año 2012. Y había manifestado su interés en compartir con nosotros alguna salida a la búsqueda de algún tresmil fantasma. Parecía ser el lugar apropiado, y así, habíamos quedado con ella en el refugio de la Casa de Piedra el viernes 20 de septiembre.

Situados pues en lo que Miguel Angulo nombra Brecha de Arnales, collado no franqueable entre el Arnales y el pico del Infierno Oriental, nos dirigimos hacia este siguiendo la cresta. Unas repisas vertiente oeste evitan el recorrido por el filo. La roca se revela esquistosa por lo que conviene extremar las precauciones. Enseguida nos plantamos delante de un resalte vertical de unos tres o cuatro metros de altura. Se puede superar de frente por una chimenea que lo hiende (III), o bordearlo por la izquierda mediante una repisa algo colgada, pero donde la roca es fiable. A tener en cuenta para el descenso si se vuelve por el mismo lugar. Encima del resalte la pendiente va cediendo, pero al mismo tiempo la cresta se va estrechando. El avance no es difícil pero comprobando siempre la roca, entremezcla de esquistos y calcáreo. Se llega enseguida a la cumbre de la Aguja, inmediata a la profunda brecha que interrumpe la cresta. La continuación hacia el Infierno Oriental está a tocar de la mano, pero exige un rápel de 15m. y superar el muro que tenemos enfrente (III), donde observamos unos lazos de rápel.

La medición GPS en la cumbre de la Aguja, formada por dos o tres bloques calizos, nos señala 3034m. Realizamos un rápel a la brecha en doblada de 15m. desde los mismos bloques cimeros. Al llegar abajo sobra un metro de cuerda. La medición GPS es difícil pues la brecha es muy exigua (1,20m) y allí encajonados la señal es aleatoria y varía entre 3020m y 3028m. El fondo de la brecha no es visible desde la cumbre de la Aguja, y uno de nosotros desciende una decena de metros por el espolón sur de la Aguja en la vertiente de Pondiellos, hasta situarse en una terraza desde donde puede ver el fondo un par de metros más bajo. Con la medida de la cuerda y las referencias visuales podemos asegurar que la prominencia de la Aguja supera los 10m. estableciéndose entre 12 y 13m. Por lo que la Aguja cumple la regla de la prominencia establecida por Buyse. El altímetro barométrico nos señala una diferencia de 15m.

Detalle de la Aguja de Arnales (Autor: Alfredo Goitia)

El nombre elegido de Aguja de Arnales, aunque está situada en la cresta del Infierno Oriental, trata de mantener entre los tresmiles el topónimo Arnales, cuya cima Sur, ligeramente más baja que la principal, siempre ha estado en duda y cuya cima principal alcanza ahora, según el SITAR los 2999,9 metros. Por cierto, en la cima del Arnales el GPS nos indicó 3003m. Igual que todas las mediciones realizadas anteriormente que han variado entre 3003 y 3006m.

Datos técnicos:
Aguja de Arnales:....... 30T 724333 4740136  z:3034
Brecha de la Aguja:..... 30T 724325 4740140  z:3021

Consultad la actividad en el siguiente link:
Aguja de Arnales.

Podéis ver el artículo publicado por Rosa Bosch en La Vanguardia del día 6 de octubre de 2013, aquí y aquí.

FTer

8 comentarios:

Emilio Alonso Sarmiento dijo...

Hola Patxi.
Un "fantasma" más al bote. Enhorabuena.
Un afectuoso abrazo,

FTer dijo...

Muchas gracias, Emilio.

Un saludo.

Erik Gómez dijo...

Desde mi absoluta ignorancia: ¿Se ha de entender la aguja como la parte superior de la brecha (lado de arnales)?

FTer dijo...

Hola Erik.

La contestación a tu pregunta es, sí.

En la parte central derecha de la segunda fotografía se aprecia perfectamente la aguja y su punto mas alto. Está inmediata a la brecha y al Este de ella. La brecha que sepamos no tiene un nombre definido. El espolón de la parte izquierda de la foto es la continuación de la cresta hacia el pico del Infierno Oriental.

Un saludo.

Javier Fdez dijo...

Cordiales Saludos ;
El pasado día 16 visitamos al susodicho ¿"fantasma"? y aparte de la diversos , variados y respetados puntos de vista sobre este tema <3milístico>, y como apuntes a aportar-en clave positiva y/o sumar-,recogí algún dato altimétrico con mi GPS Garmin Etrex30, que quiero exponer y compartir-y son:
Arnales: 2998 m.
Arnales Sur 2992 m.
y en la denominada como Aguja de Arnales...¡¡3024 m.¡¡.
Es este último dato el que me llamó la atención y dado que no tengo medidas propias de la prominencia respecto de "la brecha" (corte , tajo,etc..)que lo separa del pico Infierno Oriental no puedo indicar nada más al respecto..simplemente que me parece "una desviación " apreciable respecto al dato que vosotros aportáis(3034 m.), dado que el resto de medidas( por mí recogidas), NO difieren tanto de las "oficiales"
¿qué me podéis decir??
Gracias
Javier Fdez

FTer dijo...

Hola Javier.

Gracias por el aporte.

Tu aparato, el Garmín etrex30, según características especificadas en Internet, está equipado con un altímetro barométrico. No calcula la altitud mediante la señal de los satélites, sino que se basa en la presión atmosférica. Las mediciones de altitud en base a la presión atmosférica existen desde los comienzos del alpinismo, y siempre han tenido el problema de su poca fiabilidad, o variabilidad, como quieras. En concreto, es más fiable, o más constante, una medición GPS satelital, pues no depende tanto de las condiciones atmosféricas.

Un saludo.

Muntanya Cep dijo...

Saludos,

¿Es posible que las coordenadas que habéis indicado para la Aguja de Arnales (30T 724333 4740136) no estén en el mismo sistema de referencia que las indicadas, por ejemplo, para Algas SE? ¿No deberían ser las coordenadas de la aguja de Arnales 30T 724440 4740346, en ED50?

Gracias y Felicidades por vuestro trabajo!

FTer dijo...

Correcto Cep.

Las coordenadas del Algas SE están expresadas utilizando el dátum ET50, mientras que en la Aguja de Arnales se utiliza el ETRS89.

Fallo mio por no especificarlo.

Un saludo.